Estudiar mejor

7 trucos para estudiar mejor y te resulte más sencillo aprender cualquier tema, según esta opositora con más de 39.000 seguidores en su cuenta de Instagram en la que comparte sus mejores técnicaswww-businessinsider-es.cdn.ampproject.org

  • Maribel, conocida como @opoprofe en Instagram, da diariamente sus mejores consejos para el estudio a sus más de 39.000 seguidores en esta red social. 
  • La estudiante se prepara actualmente para la oposición a Maestro de Educación Primaria en la Comunidad de Madrid
  • Con un futuro aún incierto sobre cuándo y cómo será posible volver a las clases o academias para preparar oposiciones, @opoprofe ha compartido a través de la marca de cuadernos Notebloc, las claves a la hora de triunfar en los exámenes. 
  • Seleccionar el espacio de estudio, aislarte de distracciones, gestionar bien tu tiempo y planificar descansos son algunos de los consejos que ayudan a la opositora a sacar el máximo partido de sus horas de estudio en casa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pasar con éxito un examen supone toda una alegría para cualquier estudiante que debe enfrentarse a este reto. Pero lo es mucho más para aquellos que buscan hacerse con una plaza en una convocatoria de oposiciones.

Lograr superar esta prueba conlleva muchas ventajas, la principal hacerte con un trabajo estable y seguro a pesar de las incertidumbres en las que pueda sumirse el mercado laboral.

Aunque conseguirlo no es fácil. Los opositores no solo deben hacer frente a la presión de una prueba así y al gran número de “competidores” que se presentan,  además deben ser capaces de memorizar y dominar grandes un cantidades de datos y temario. 

Para ello toca, como suele decirse, “hincar codos”. Pero aunque las largas jornadas de estudio sean inevitables, lo cierto es que algunos consejos y técnicas pueden hacer más efectivo tu tiempo de estudio.

Maribel, conocida como @opoprofe en Instagram, lo sabe bien. Actualmente se prepara para la oposición a Maestro de Educación Primaria en la Comunidad de Madrid y cada día comparte con sus más de 39.000 seguidores sus mejores técnicas de estudio, materiales y recursos para que la labor sea lo más fácil y eficaz posible. 

Con un futuro aún incierto sobre cuándo y cómo será posible volver a las academias para preparar oposiciones, la opositora ha compartido a través de la marca de cuadernos Notebloc con la que colabora, 7 consejos que le resultan claves a la hora de ponerse a estudiar en casa y triunfar en los exámenes. 

1. Busca un lugar fijo en el que estudiar y evita que sea el sofá o la cama

Estudiar requiere de un entorno adecuado para ello. 

“Aunque pueda parecer que se puede hacer en la cama o el sofá, es importante que quien vaya a estudiar durante un tiempo importante lo haga en un lugar y superficie que está dedicada a ello para que el cuerpo se acostumbre y se cree un hábito de estudio real”, explica @opoprofe.

Por ello su consejo es que  “lo mejor es estudiar en un escritorio”.

Asimismo, lo ideal es decidirte siempre por el mismo espacio, unlugar fijo que le diga a tu mente que está en modo “estudiar” cada vez que estás en este.

Procura además que en este dispongas de todo lo que puedas necesitar para tu tarea: apuntes, ordenador, cuadernos, bolígrafos… al tener todo a mano evitarás las distracciones que conlleva tener que buscarlo y con ello ayudarás a potenciar tu concentración.

2. Haz que tu escritorio fomente la concentración

Una vez escogido el lugar de estudio,@opoprofe anima a acondicionar este de tal manera que esté lejos de ruidos, distracciones y que fomente la concentración para el estudio.

“Recomiendo crear lo que yo llamo un “opozulo”, donde solo se estudie y nada te distraiga”, explica Maribel. 

La opositora, también anima a tener muy cuenta ciertos elementos ambientales a la hora de diseñar tu escritorio, que contribuyan al bienestar de tu cuerpo. Por ejemplo busca un espacio que esté bien iluminado para evitar dolores de cabeza o vista cansada, ya que la luz resulta clave cuando vas a estar mucho tiempo leyendo o estudiando.

“En mi opinión, es mejor que sea un lugar luminoso, agradable a la vista, donde sentirse en armonía y sin distracciones, con una temperatura confortable y con poca contaminación acústica.”

3. Elimina todas las posibles distracciones

Nada mina más el rendimiento y la productividad que las interrupciones continuas. Estas llevarán a tu menta a pensar en otra cosa y con ello a invertir parte de tus horas de estudio en volver a hacer que tu cabeza se centre de nuevo. Por lo que eliminar las distracciones es un elemento básico cuando se trata de potenciar un estado de concentración.

“Si alguien no puede evadirse por cuenta propia de los ruidos, es recomendable usar tapones para los oídos”, sugiere @opoprofe.

Las constantes alertas del móvil o el correo electrónico son los grandes enemigos hoy en día de la concentración, por lo que no es nada recomendable que te pongas a estudiar con ellos cerca.

“Ees importante dejar el móvil a un lado, hay aplicaciones de bloqueo o puedes simplemente dejarlo en otra habitación o detrás de ti para no verlo, y apagar todo lo que pueda distraer visualmente“, remarca.

4. Aprovecha al máximo las horas de estudio

“Hay que ser consciente de que el tiempo es muy valioso, y vale más estar sentado dos horas estudiando de forma real que estar cinco horas haciendo de todo menos estudiar“, advierte la opositora.

Puede que estar largas jornadas delante de tus apuntes te haga acallar la conciencia, pero en la realidad, más vale un par de horas de plena concentración y trabajo que largas sesiones en las que la mitad del tiempo has mirado las musarañas o consultado tu correo.

5. Utiliza material visualmente atractivo para escribir y estudiar

Tomar apuntes de manera legible, subrayar, realizar esquemas, mapas de colores, y por supuesto tener el contenido bien organizado serán herramientas útiles que te ayudarán en el estudio.

Por ello, la opositora recomienda también prestar atención al material de escritura que vas a utilizar.

“En cuanto a la escritura, utilizo bolígrafos que escriban rápido y bien y rotuladores de tono pastel. A la hora de elegir cuadernos fáciles de manejar y agradables al ojo”, reconoce.

6. Aprende a planificar tu tiempo

Planificar y organizar tus jornadas de estudio te permitirá gestionar de mejor manera el tiempo, optimizar tu esfuerzo y ser más productivo en el estudio.

“Recomiendo crearse un horario semanal para distribuir el estudio y ayudar así a crear un hábito”, anima la estudiante.  

Para hacerlo de la mejor manera, “va muy bien anotar en ese horario las tareas que ya se hayan realizado e ir modificándolo según se va avanzando, para llevar un control del rendimiento”, indica Maribel. 

7. Y por supuesto aprende a descansar cuando lo necesites

Aunque no lo creas uno de los errores más frecuentes cuando se trata de mejorar el rendimiento es no tener en cuenta que necesitas descansar. Por mucho que quieras seguir estudiando no podrás hacerlo si estás totalmente agotado y tu cabeza no da para más.

“El rendimiento disminuye conforme pasan las horas de estudio” explica la opositora, por lo que para evitar esto, recomienda planificar también dentro de tu jornada una serie de pausas que te permitan despejarte cada cierto tiempo.

“Personalmente me va bien tomar descansos cortos y un descanso algo más largo si voy a cambiar de bloque o materia de estudio”, reconoce @opoprofe.

Estas pausas deben servir para airear la mente y volver al estudio más fresco, por lo que cuando estés descansando intenta liberar tu cabeza de toda obligación. Es decir, no será muy útil ponerte a mirar correos, responder mensajes pendientes o hacer otras tareas. Lo mejor es que optes por levantarte y caminar un rato, beber o comer algo y sobre todo sociabilizar con alguien.

Ser jefa

Llevamos casi un año viviendo en pandemia. Las mascarillas forman parte de nuestro paisaje urbano, familiar y laboral. Hacer una videoconferencia ya no es novedad, es otra rutina más del nuevo día a día. Como la del teletrabajo o la de mantenerte a 1,5 metros de distancia de cualquier otro ser humano no conviviente. 11 meses en los que han cambiado prioridades, proyectos y modos de vida, dejando al descubierto carencias –muchas e importantes–, aunque también oportunidades.

Para aprovecharlas, han sido determinantes dos factores: uno técnico y procedimental y otro humano, más importante si cabe. Así lo pone de relevancia una de las conclusiones principales del estudio ‘Liderazgo femenino y Covid-19: perspectivas postpandemia’que hemos realizado en ‘Yo, jefa’ para analizar cómo está afectando la crisis del coronavirus a las directivas, CEO, gerentes y emprendedoras de nuestro país.

Según este informe, la mitad de las jefas españolas ha tenido que diversificar o reinventar su modelo negocio en escasos meses para encontrar nuevas oportunidades. Para ello, han tenido que subirse rápidamente al carro de la digitalización y aprovechar al máximo las ventajas de las nuevas tecnologías para expandir o reorientar sus negocios y sacar adelante sus empresas en el contexto más global y virtual vivido hasta la fecha. Esto explica que para casi 6 de cada 10 jefas lo más positivo de esta crisis haya sido el avance en la digitalización y que, en consecuencia, más de un tercio reclame y exija a las administraciones públicas ayudas para la para formación en nuevas tecnologías y la transformación digital de sus negocios.

El coronavirus también ha supuesto un cambio procedimental e incluso cultural en las empresas, instaurándose el teletrabajo como la única opción posible de seguir adelante con la actividad en una gran mayoría de casos. Para el 88% de jefas, este cambio ha sido positivo por la flexibilidad que ha aportado ante una situación crítica. Sin embargo, hay un 11% que no ve nada positivo en esta situación pandémica global sobrevenida cual tormenta inesperada.

De hecho, no deja de ser significativo que un 39% de las encuestadas opine que el coronavirus empeorará el acceso de las mujeres a los cargos directivos y un 51% afirme que no especialmente, es decir, que con virus o sin él, el liderazgo femenino aún tiene mucho camino por delante como demuestra que la CNMV haya tenido que dar dos años más de prórroga a las empresas cotizadas para que sus Consejos de Administración cuenten con al menos un 40% de consejeras.

Pese a todo ello, me quedo con el factor humano que hace que estas piedras en el camino se conviertan en chinas cada vez más pequeñas. Los expertos lo llaman resiliencia, que es esa capacidad que tenemos las personas para superar adversidades y crecer a partir de los retos que la vida nos pone por delante. En este caso, creo que las jefas de nuestro país están dando buena muestra de lo que es ser resiliente. O como un junco, que diría la canción insignia del confinamiento.

Llámenlo como quieran, pero sepan que es el camino.

Trabajo

¿Cómo hacer esperar a la empresa si esperas otra respuesta?

¿Cómo hacer esperar a la empresa si esperas otra respuesta?

Has sido el candidato elegido en uno de los procesos de selección en los que participabas. Deberías estar contento, pero lo cierto es que estás a la espera de recibir la respuesta de otra entrevista para una vacante que también te parece atractiva. ¿Y si quizás ese puesto del que esperas una respuesta es el trabajo que realmente te interesa? ¿Cuánto tiempo tienes para aceptar la primera oferta? ¿Deberías ser honesto y explicar tu situación? Para ayudarte a salir de dudas, hablamos con Eléna Carvalho, especialista en Recursos Humanos de la consultora Michael Page, que explica qué opciones tienes a partir de la recreación de seis escenarios posibles.

Escenario 1: ¡Me planto! Apuesto por lo que ya tengo seguro

Como si de un concurso televisivo se tratara, puede que sientas esa tentación de quedarte con lo que ya tienes asegurado por miedo a irte con las manos vacías. Te plantas y no sigues jugando, aunque tal vez tengas algún remordimiento al imaginar hasta dónde podrías haber llegado. ¿Quizás el otro puesto habría sido una mejor opción?

Eléna Carvalho, especialista en Recursos Humanos, nos da una clave importante para descartar o no este escenario: “Siempre recomiendo analizar bien por qué necesitas ese trabajo”. Antes de aceptar esa primera propuesta de forma precipitada, se debe pensar concienzudamente si ese es realmente el puesto que quieres, explica Eléna. Esto incluye, por ejemplo, analizar el tipo de proyecto, las responsabilidades del puesto, la filosofía de la empresa y sus valores, además de las condiciones económicas.

Puede que después de recabar toda esa información sientas que ese puesto se acerca a lo que tienes en mente, así que aceptarlo puede presentarse como una buena opción. Sin embargo, también puede ocurrir lo contrario, y hacerte ver que hay algo que no acaba de convencerte. No obstante, contra todo pronóstico, tal vez eso no signifique descartar el puesto por completo: “A veces puedes aceptar un trabajo que quizás te gusta menos, pero los valores y filosofía de la empresa te encajan más”, explica Eléna. Aún así, es importante controlar que esa urgencia por quedarte con la opción segura no acabe volviéndose en tu contra más adelante.

Escenario 2: Acepto el primer trabajo, aunque luego renuncie a él si me sale otra oportunidad

“Si un proyecto no nos ilusiona tanto, la implicación inicial no estará a la altura de lo esperado y eso generará un efecto negativo tanto en la empresa como en el empleado”, opina Eléna Carvalho. Principalmente porque ha sido el miedo por quedarte sin nada lo que verdaderamente ha hecho decantar la balanza, cuando realmente las perspectivas de la otra opción te parecían mucho más atractivas.

A veces vale la pena esperar un poco más y encontrar la oportunidad que realmente te encaja mejor, explica Eléna. De esta forma se evita una decepción mutua entre empresa y empleado, y la desagradable sensación de haber perdido el tiempo invertido por ambas partes. Puede que la empresa esté esperando algo de ti que finalmente no acabe sucediendo porque el proyecto realmente no te ilusiona tanto. “Es como crear falsas expectativas”, opina Eléna.

Escenario 3: “Hacer tiempo”

“El tiempo es muy importante en un proceso de selección”, explica la especialista, tanto para el candidato como para la empresa, pero “hay que saber usarlo bien”, puntualiza.

Basándose en su experiencia, Eléna cuenta que no hay que dejar pasar mucho tiempo a la hora de comunicar si aceptas o no el puesto que te ofrecen. La falta de respuesta puede dar pie a una malinterpretación por parte de la empresa y podrías correr el riesgo de que descartaran tu candidatura. Eléna lo tiene claro: “Como buen profesional, siempre hay que contestar. Soy partidaria de conversar con el interlocutor y, si es necesario, pedirle un tiempo para pensarlo. Seguro que la empresa va a agradecer mucho esa honestidad”.

Escenario 4: Contacto a la empresa de la que espero respuesta

Hacer un seguimiento de tu candidatura, por teléfono o por correo electrónico, seguramente te permitirá también mostrar tu nivel de motivación por el proyecto. Así lo cree Eléna, que además señala otras ventajas que pueden derivarse de ese contacto, como poder recabar información sobre el avance del proceso, conocer si tienen planificadas otras entrevistas con otros candidatos o averiguar posibles fechas de futuras entrevistas para poder ir preparándolas.

Considera esa proactividad del candidato algo muy positivo: “Se agradece muchísimo un candidato que pregunta, que muestra interés, que tiene ganas de ser el elegido”. De modo que, lejos de ser algo que pueda perjudicarte, indagar sobre el estado en el que se encuentra el proceso de selección de esa segunda opción puede traducirse en algo doblemente beneficioso: obtienes información que puede ayudarte a tomar una decisión a corto plazo, a la vez que reflejas interés por el puesto.

Escenario 5: Decides explicar la situación, con tacto

“No hay nada malo en estar en varios procesos de selección y que las empresas lo sepan”, opina Eléna Carvalho. De esta forma, explica, las empresas también son conscientes de la posibilidad de perder a ese candidato. Además, esa transparencia por parte del candidato ayuda a generar confianza entre ambas partes.

La toma de contacto en una primera entrevista marcará el inicio de cómo va a desarrollarse esa relación profesional. Es por eso que Eléna considera que la comunicación entre empresa y empleado se construye desde ese momento, y remarca la importancia de conversar de forma natural. “La relación profesional empieza desde el proceso de selección: si hay confianza y sinceridad, esa tónica será la que marcará los próximos meses”, explica.

No obstante, la especialista en Recursos Humanos también puntualiza que no es necesario hacer un planteamiento detallado a las dos empresas: “Es importante saber filtrar la información que se comunica, porque si no, la empresa se lo puede tomar mal en caso de no ser la elegida. O incluso puede sentirse como un segundo plato, a la espera de que el candidato decida aceptar una opción que le parece más atractiva”. Pese a que en el fondo esa sea la realidad, Eléna Carvalho explica que el candidato debería intentar reservarse esa información: “Que la empresa sea consciente de que estás en varios procesos, pero que no sienta que estás usando una oferta para conseguir la otra. Es ahí donde se debe encontrar el equilibrio: transparencia y sinceridad, pero con prudencia”.

Escenario 6: Rechazo la propuesta, pese a no tener nada asegurado

Rechazar una primera propuesta que no te convence no es considerado como un error según Eléna Carvalho: “El riesgo de quedarse sin trabajo existe, pero lo más importante a la hora de rechazar una oferta es que estés convencido de que este trabajo no está hecho para ti”. No es una equivocación cuando se llega al convencimiento de que realmente no quieres trabajar para esa compañía y tienes claro que quieres involucrarte en otro tipo de proyectos, explica. “Si lo tienes muy claro, es que ese no es tu proyecto”.

Pese al riesgo de quedarse sin nada e irse a casa con las manos vacías, Eléna Carvalho cree que “si realmente lo tienes claro, seguramente más adelante te puedan surgir otras oportunidades que puedan encajar mejor contigo”.

La elección de la experta

“Considero que los escenarios 4 y 5 son los mejores. Estando en varios procesos de selección es totalmente normal preguntar por el avance del proceso, incluso refleja una alta motivación por parte del candidato respecto al proyecto. Por otra parte, participar en varios procesos de selección se traduce en una oportunidad de multiplicar las posibilidades de encontrar trabajo, y ponerlo en conocimiento de las empresas es un acto de transparencia que genera confianza. Al final, creo que la sinceridad siempre gana”.

Mayor de 50

El reto del talento senior: ¿cómo pueden reinventarse los mayores de 50 años?amp-lainformacion-com.cdn.ampproject.org

talento senior trabajo oficina

¿Te has planteado qué edad tendrás en 2030? ¿45 años? ¿50? ¿Más? A estas alturas, no cabe duda de que la transformación del mercado laboral se ha acelerado exponencialmente a raíz de la pandemia del coronavirus. La progresiva digitalización de las empresas empieza a exigir profundos cambios en el empleo, así como la adquisición de nuevas competencias en este sentido. Algo que será vital para el talento senior en los próximos años, que en muchos casos deberá reinventarse para sobrevivir. ¿Cómo? El primer paso es comprender que este tipo de perfiles no son un problema, sino parte de la solución, tal y como explica Tomás Pereda, HR Senior Advisor y Subdirector General de la Fundación masHumano.

En un diálogo auspiciado por la Fundación Ergon, Pereda advierte de la importancia del talento senior: “En primer lugar, porque no somos conscientes del desplome de nuestra tasa de natalidad. Hoy estamos en unas cifras de 1,23 hijos por mujer, cuando la tasa de reposición óptima es de 2,1, lo que significa que España lleva años perdiendo población neta”. Y, aunque la solución de la inmigración permite cierto rejuvenecimiento, tampoco es perfecta, ya que a día de hoy siguen existiendo múltiples barreras para su acceso a empleos cualificados o de alto rango (desde la educación hasta el racismo que aún colea en las empresas).

Por eso, “si no somos capaces de revertir esta tendencia, en unos 40 años habremos perdido el 50% de la población, lo que supone una verdadera tragedia; es riqueza, crecimiento del PIB, del consumo y, por supuesto, del talento”, apunta Pereda, que recuerda un dato significativo: todas las previsiones indican que nuestro mercado de trabajo va a tener en 2050 un volumen similar al del 2020. A saber: 20 millones de trabajadores aproximadamente. Esto significa que no solo no se incorporará tanto talento joven, sino que el talento senior será mucho más denso que actualmente. Los mismos trabajadores, pero más viejos.

Paralelamente, somos el segundo país más longevo del mundo, por detrás de Japón, y es previsible que en 20 años (2040) seamos el país más longevo de la Tierra, recuerda Pereda, que añade el problema del “desajuste que existe entre la esperanza de vida saludable, (hoy situada en los 74 años) con una realidad laboral que hace que sea considerado ‘senior’ un profesional a partir de los 50 años. Uno de los retos con los que nos enfrentamos es el de romper esta percepción”.

En opinión de Pereda, el rango de edad de los trabajadores que se van a perder, por el descenso de la natalidad, estará entre los 18 y los 49 años, el espectro de edad laboral más voluminoso hoy en día. “Los caladeros de ese talento se están quedando sin candidatos, mientras que los caladeros invisibles para el mundo de la empresa, los de los profesionales ‘senior’, van a aumentar en los próximos 10 años hasta los 2,2 millones de personas”. Esto significa que el principal grupo demográfico como mano de obra serán los mayores de 50 años, lo que hoy se conoce como talento ‘senior’.

El problema es evidente: a día de hoy, el talento ‘senior’ se encuentra estigmatizado, desde su propia denominación. De hecho, según un reciente estudio de Adecco, el 90% de los candidatos mayores de 50 años no se presenta a la mayor parte de las ofertas de empleo del mercado, porque están casi seguros que no se les va a tener en cuenta. “Estamos siete puntos por debajo del resto de los países de la UE en lo que a actividad de profesionales ‘senior’ se refiere y, sin embargo, hay un dato esperanzador, y es que existe una gran cantidad de talento ‘senior’ dispuesto a volver a la acción, con lo que sería muy fácil reducir estos siete puntos de diferencia”, apunta Pereda.

“A ello podemos unir nuestra carencia estructural de talento cualificado, (anualmente existen aproximadamente 150.000 puestos que no pueden ser ocupados por la falta de candidatos adecuados) a pesar de las altas tasas de desempleo. Y un elemento más: en los próximos años, la demografía todavía va a jugar más a favor del talento senior porque cada vez hay menos gente joven, y una sobreabundancia de ‘senior’ perfectamente capaces de liderar el cambio tecnológico y la transformación digital. España, como país longevo y con una calidad de salud muy alta, puede aspirar a ser un referente en gestión de talento ‘senior'”, concluye.

Bienestar de equipo

Según un estudio de la Universidad de Warwick y del Wall Street Journal, cuando un empleado está satisfecho con su puesto de trabajo es un 12% más productivo y un 31% más eficiente. Mejorar el Bienestar de tu equipo es mejorar el rendimiento de la empresa.

Ésta puede resultar una tarea un tanto abrumadora. Yo, cuando me enfrento a un reto profesional importante, suelo fijarme en los mejores. Comparto algunas frases de líderes empresariales, autores de éxito y otros personajes históricos que, a mí, me han inspirado a trabajar para mejorar el Bienestar de mis Equipos.

  1. Para triunfar económicamente, primero hay que triunfar en el lugar de trabajo“. Doug Conant, CEO de Campbell’s Soup
  2. “Cuando las personas invierten, quieren un rendimiento económico. Cuando las personas están comprometidas emocionalmente, quieren contribuir a mejorar la sociedad”. Simon Sinek
  3. Los clientes más importantes son los propios empleados. Primero cuida a los empleados y luego a los clientes“. Ian Hutchinson, autor de People Glue
  4. Somos lo que hacemos cada día. La excelencia, entonces, no es un acto sino un hábito.” Aristóteles
  5. “Las personas se agrupan para formar una empresa lograr algo colectivamente que no podrían lograr de manera individual. Esas personas hacen una contribución a la sociedad”. David Packard, cofundador de Hewlett-Packard
  6. “Los empleados que creen que la empresa se preocupa por ellos como persona, y no únicamente como un empleado, son más productivos, y se sienten más realizados y satisfechos. Los empleados satisfechos implica clientes satisfechos, lo que conduce a la rentabilidad “. Anne M. Mulcahy
  7. “Las empresas deberían esforzarse en crear un gran lugar en el que las personas con talento hagan un trabajo excelente”. Marilyn Carlson, ex directora ejecutiva de Carlson Companies
  8. Solo hay tres medidas que te dirán casi todo lo que necesitas saber sobre el desempeño general de su organización: compromiso de los empleados, satisfacción del cliente y flujo de caja. No hace falta decir que ninguna empresa, pequeña o grande, puede triunfar a largo plazo sin empleados enérgicos que crean en la misión y entiendan cómo lograrla”. Jack Welch, ex director ejecutivo de GE
  9. “La forma en que se sienten tus empleados es la forma en que se sentirán tus clientes. Y si tus empleados no se sienten valorados, tus clientes tampoco”. Sybil F. Stershic, autora.
  10. “Los empleados quieren saber que son importantes y quieren ser tratados como personas. Ese es el nuevo contrato de talento “. Pamela Stroke, autora.
  11. “Conecta los puntos entre los roles individuales y los objetivos de la organización. Cuando las personas vean esa conexión, serán más productivos y enérgicos”. Ken Blanchard y Scott Blanchard.
  12. “Los empleados comprometidos se quedan por lo que dan (les gusta su trabajo); los empleados no comprometidos se quedan por lo que obtienen (condiciones laborales favorables, oportunidades de crecimiento, seguridad laboral) ”. The State of Employee Engagement 2008 de Blessing White.
  13. “Trata siempre a tus empleados exactamente como deseas que traten a tus mejores clientes”. Stephen R. Covey.
  14. “La única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que haces”. Steve Jobs.
  15. “Cuando la gente va a trabajar, no debería tener que dejar su corazón en casa”. Betty Bender.

Memes

Feminismo, videojuegos y salud mental: las creadoras de memes que triunfan en Instagram

¿Para qué sirve un meme? Para hacernos reír. Es lo primero que pensamos al evocar este código específico que engloba aspectos fundamentales de la cultura digital contemporánea: intertextualidad, inmediatez y do it yourself.  Pero un meme también puede trascender su función humorística y convertirse en una potente herramienta de divulgación y activismo. Lo saben @culomala, @fluorrazepam y @feminismoen8bits, tres creadoras que utilizan Instagram como plataforma para concienciar sobre salud mental, relaciones tóxicas y machismo en los videojuegos.  

Aunque estén centradas en distintos temas, sus cuentas, seguidas mayormente por mujeres, tienen puntos en común: mensajes con un enfoque feminista, un estilo directo y una estética muy representativa, con referencias que van del anime a los videojuegos. “Muchas mujeres y gente no binaria creamos contenido en la memesfera y hemos tenido buena acogida; al final, cualquier persona con acceso a las RRSS puede crearse una cuenta de memes y generar contenido”, explica aelDiario.esAlejandra (25), que abrió @culomala para volcar sus reflexiones sobre salud mental a finales de 2019 y hoy tiene más de 24.000 seguidores. “Diariamente voy modificando mi discurso, son apuntes que comparto para aquellas personas a las que les puedan servir o ayudar a introspeccionar”. 

“Me sorprendió mucho lo rápido que crecí, nunca pensé que cuatro frases con una imagen de Sailor Moon podrían calar tanto en la gente”, afirma @fluorrazepam (27), que prefiere no dar su nombre. Creó su cuenta a mediados de 2020 para hablar sobre relaciones abusivas y machismo en la cultura popular, temas sobre los que había aprendido tras formar parte de grupos feministas y especializarse académicamente en cine y género.

“No me definiría como activista, tengo una cuenta de divulgación”, enfatiza. “Creo que este tipo de cuentas las suelen llevar más mujeres, depende mucho de por dónde te muevas”.

Laura (30) aúna en @feminismoen8bits su pasión por los videojuegos con el activismo feminista. “Soy lo que soy gracias a esas narrativas que he podido absorber”, sostiene. “Una cuenta de memes es un canal de transmisión para gente joven de una forma muy potente y muy directa, sí que había visto mucha divulgación sobre feminismo y videojuegos, pero no en formato meme”. Lanzó @feminismoen8bits en enero de 2020; ahora tiene más de 8.000 seguidores y agradece el apoyo de la comunidad virtual, especialmente durante los ataques recibidos a causa de polémicas “con cuentas más grandes de Youtube, que me han afectado bastante”. 

Aunque creen que la memesfera es un espacio cada vez más inclusivo, las tres creadoras consideran que la masculinización de Internet se hace patente mediante el modo en el que se valoran los memes reflexivos y emocionales, normalmente gestionados por mujeres y considerados “de menor calidad y aburridos”, según Alejandra.  “Esta creencia parte de relatos misóginos, donde lo óptimo es la evasión sin filtro, frecuentemente relacionada con actitudes masculinas, mientras que los memes relacionales y emocionales —los llamados ‘memes de chicas’— son ‘chorradas”. señala. “Creo que esta idea está cambiando, y cada día se valora más nuestro contenido”. 

Contra los haters y el síndrome de la impostora

“Me ha llovido mucho odio por varios temas, especialmente por cuestionar el machismo dentro de la cultura pop, criticar la cultura de la pedofilia y apoyar al colectivo trans”, relata @fluorrazepam. A finales de enero perdió su cuenta original, con 11.000 seguidores, después de que fuera reportada masivamente por la publicación de un meme en el que criticaba “a quienes se excusan en el feminismo para cargar contra las personas trans”, en alusión a una polémica entre la escritora Lucía Extebarría y la activista trans Rosa María García. Pese a que en ocasiones sea “inevitable”, su estrategia para intentar no verse demasiado afectada por lo que ocurre en Internet pasa por “poner barreras, como mantener el anonimato”.  

“Hay momentos en los que me he sentido bastante abrumada”, dice Laura. “Los ataques suelen ser bastante personales, y a veces necesito distanciarme de las redes sociales”. “Si te levantas y lo primero que lees por la mañana es una amenaza de muerte, tu día no empieza tan bien como debería”, ironiza. Alejandra, la más expuesta públicamente tras acudir a programas como Playz, se siente “bastante contenta con cómo ha crecido la cuenta”, aunque también ha tomado medidas como “permitir solo comentar en mis publicaciones a quien me sigue o bloquear a quien no me esté respetando o no me haga sentir segura”. “Las redes sociales son parte de nuestra realidad y por eso merecemos el mismo respeto en ellas que en la vida no-digital”, apunta.

Ninguna de las tres se plantea dejar de crear contenido, aunque tanto Alejandra como Laura mencionan el denominado “síndrome de la impostora”. “Me enfrenté a mi peor enemigo”, explica Alejandra, cuyas reflexiones son fruto de años de terapia y lecturas sobre feminismo. “Gané confianza y autoestima y me pareció una forma estupenda de demostrármelo, permitiéndome exhibir aquello de lo que estaba orgullosa”, afirma. Laura admite haberse cuestionado constantemente si lo que hacía era válido o novedoso, pese a no conocer a nadie que divulgara sobre feminismo y videojuegos en Instagram. “Al principio ni yo creía en lo que estaba haciendo, tenía esa sombra detrás, que fue haciéndose más pequeña conforme crecía la cuenta”.

Un espacio seguro para denunciar abusos

Según han podido constatar las creadoras mediante estadísticas proporcionadas por Instagram, más de la mitad de los followers de las tres cuentas son mujeres. “En mi caso, el rango de edad está entre los 18 y los 34 años”, dice Laura, que durante los primeros meses sí que tenía más seguidores masculinos. “Los cuidados siempre han sido delegados a las mujeres, es normal que suelan ser ellas quienes consuman mi contenido”, opina Alejandra, y celebra que también muchos hombres “compartan y apoyen, creo que es muy buena señal ya que representa un cambio: la salud mental y la responsabilidad afectiva nos afecta a todos”.

La interacción con seguidoras ha llevado a @culomala, @fluorrazepam y @feminismoen8bits a compartir testimonios de abuso y recursos relacionados con la salud mental. “Había chicas que por desahogarse me contaban todo el acoso sufrido jugando online, lees cosas terribles y es importante denunciarlo, muchas mujeres abandonan los videojuegos por experiencias muy desagradables”, lamenta Laura. A petición de sus seguidoras, también comparte información sobre streamers mujeres y links con bibliografía, porque “quiero mostrar que hay una fuente detrás de todo lo que expongo”. 

“Personalmente, la terapia con una buena psicóloga me salvó la vida”, revela Alejandra. “Me encantaría hacer llegar a más personas esta opción, para que la gente que se sienta un poco perdida o incapacitada a la hora de hacer frente a ciertas situaciones”. @fluorrazepam cuenta cómo conversaciones surgidas a raíz de un meme han propiciado que muchas seguidoras hagan públicas sus experiencias de abuso: “es una forma de saber que esas cosas que creíamos que solo nos pasaban a nosotras en realidad están normalizadísimas, así nos damos cuenta de que estamos acompañadas”.

Uno de los casos con más repercusión ocurrió tras publicar un meme sobre la cultura de la pedofilia. “Me respondió un señor de 40 años  que me decía que por qué no podía estar con una de 16 y lo compartí en mis stories“, recuerda @fluorrazepam. “Durante tres días me hablaron unas 200 chicas contándome sus experiencias, muchas de ellas me hablaban incluso de sus profesores o monitores de campamento, llegó un punto en el que ya no podía contestar”. “Es una responsabilidad muy grande, cuando me di cuenta de que me seguía gente tan joven intenté ser más consciente de mi lenguaje, del mensaje que quería transmitir”, asevera. “Todo el mundo, sea cercano o no al feminismo, ha pasado por relaciones en las que alguien se aprovecha de las dinámicas de poder”.

Las tres creadoras planean seguir con sus proyectos, que conciben como herramientas para crear comunidad y construir espacios seguros en Internet. “Si tienes una cuenta enfocada a un tema social, creo que tienes una responsabilidad por contribuir a esos espacios”, apunta @fluorrazepam. “Me han corregido muchas veces mis seguidores, todos estamos aquí para aprender, me encantaría ver a más mujeres hablando de lo mismo”, dice Laura. “@culomala me recuerda a un foro donde diferentes personas se identifican en casos que consideraban súper personales y únicos. Es una bonita forma de sentirnos comprendidos”, concluye Alejandra.

¿Para qué sirve un meme? Para hacernos reír. Es lo primero que pensamos al evocar este código específico que engloba aspectos fundamentales de la cultura digital contemporánea: intertextualidad, inmediatez y do it yourself.  Pero un meme también puede trascender su función humorística y convertirse en una potente herramienta de divulgación y activismo. Lo saben @culomala, @fluorrazepam y @feminismoen8bits, tres creadoras que utilizan Instagram como plataforma para concienciar sobre salud mental, relaciones tóxicas y machismo en los videojuegos.  

Aunque estén centradas en distintos temas, sus cuentas, seguidas mayormente por mujeres, tienen puntos en común: mensajes con un enfoque feminista, un estilo directo y una estética muy representativa, con referencias que van del anime a los videojuegos. “Muchas mujeres y gente no binaria creamos contenido en la memesfera y hemos tenido buena acogida; al final, cualquier persona con acceso a las RRSS puede crearse una cuenta de memes y generar contenido”, explica aelDiario.esAlejandra (25), que abrió @culomala para volcar sus reflexiones sobre salud mental a finales de 2019 y hoy tiene más de 24.000 seguidores. “Diariamente voy modificando mi discurso, son apuntes que comparto para aquellas personas a las que les puedan servir o ayudar a introspeccionar”. 

“Me sorprendió mucho lo rápido que crecí, nunca pensé que cuatro frases con una imagen de Sailor Moon podrían calar tanto en la gente”, afirma @fluorrazepam (27), que prefiere no dar su nombre. Creó su cuenta a mediados de 2020 para hablar sobre relaciones abusivas y machismo en la cultura popular, temas sobre los que había aprendido tras formar parte de grupos feministas y especializarse académicamente en cine y género.

“No me definiría como activista, tengo una cuenta de divulgación”, enfatiza. “Creo que este tipo de cuentas las suelen llevar más mujeres, depende mucho de por dónde te muevas”.

Laura (30) aúna en @feminismoen8bits su pasión por los videojuegos con el activismo feminista. “Soy lo que soy gracias a esas narrativas que he podido absorber”, sostiene. “Una cuenta de memes es un canal de transmisión para gente joven de una forma muy potente y muy directa, sí que había visto mucha divulgación sobre feminismo y videojuegos, pero no en formato meme”. Lanzó @feminismoen8bits en enero de 2020; ahora tiene más de 8.000 seguidores y agradece el apoyo de la comunidad virtual, especialmente durante los ataques recibidos a causa de polémicas “con cuentas más grandes de Youtube, que me han afectado bastante”. 

Aunque creen que la memesfera es un espacio cada vez más inclusivo, las tres creadoras consideran que la masculinización de Internet se hace patente mediante el modo en el que se valoran los memes reflexivos y emocionales, normalmente gestionados por mujeres y considerados “de menor calidad y aburridos”, según Alejandra.  “Esta creencia parte de relatos misóginos, donde lo óptimo es la evasión sin filtro, frecuentemente relacionada con actitudes masculinas, mientras que los memes relacionales y emocionales —los llamados ‘memes de chicas’— son ‘chorradas”. señala. “Creo que esta idea está cambiando, y cada día se valora más nuestro contenido”. 

Contra los haters y el síndrome de la impostora

“Me ha llovido mucho odio por varios temas, especialmente por cuestionar el machismo dentro de la cultura pop, criticar la cultura de la pedofilia y apoyar al colectivo trans”, relata @fluorrazepam. A finales de enero perdió su cuenta original, con 11.000 seguidores, después de que fuera reportada masivamente por la publicación de un meme en el que criticaba “a quienes se excusan en el feminismo para cargar contra las personas trans”, en alusión a una polémica entre la escritora Lucía Extebarría y la activista trans Rosa María García. Pese a que en ocasiones sea “inevitable”, su estrategia para intentar no verse demasiado afectada por lo que ocurre en Internet pasa por “poner barreras, como mantener el anonimato”.  

“Hay momentos en los que me he sentido bastante abrumada”, dice Laura. “Los ataques suelen ser bastante personales, y a veces necesito distanciarme de las redes sociales”. “Si te levantas y lo primero que lees por la mañana es una amenaza de muerte, tu día no empieza tan bien como debería”, ironiza. Alejandra, la más expuesta públicamente tras acudir a programas como Playz, se siente “bastante contenta con cómo ha crecido la cuenta”, aunque también ha tomado medidas como “permitir solo comentar en mis publicaciones a quien me sigue o bloquear a quien no me esté respetando o no me haga sentir segura”. “Las redes sociales son parte de nuestra realidad y por eso merecemos el mismo respeto en ellas que en la vida no-digital”, apunta.

Ninguna de las tres se plantea dejar de crear contenido, aunque tanto Alejandra como Laura mencionan el denominado “síndrome de la impostora”. “Me enfrenté a mi peor enemigo”, explica Alejandra, cuyas reflexiones son fruto de años de terapia y lecturas sobre feminismo. “Gané confianza y autoestima y me pareció una forma estupenda de demostrármelo, permitiéndome exhibir aquello de lo que estaba orgullosa”, afirma. Laura admite haberse cuestionado constantemente si lo que hacía era válido o novedoso, pese a no conocer a nadie que divulgara sobre feminismo y videojuegos en Instagram. “Al principio ni yo creía en lo que estaba haciendo, tenía esa sombra detrás, que fue haciéndose más pequeña conforme crecía la cuenta”.

Un espacio seguro para denunciar abusos

Según han podido constatar las creadoras mediante estadísticas proporcionadas por Instagram, más de la mitad de los followers de las tres cuentas son mujeres. “En mi caso, el rango de edad está entre los 18 y los 34 años”, dice Laura, que durante los primeros meses sí que tenía más seguidores masculinos. “Los cuidados siempre han sido delegados a las mujeres, es normal que suelan ser ellas quienes consuman mi contenido”, opina Alejandra, y celebra que también muchos hombres “compartan y apoyen, creo que es muy buena señal ya que representa un cambio: la salud mental y la responsabilidad afectiva nos afecta a todos”.

La interacción con seguidoras ha llevado a @culomala, @fluorrazepam y @feminismoen8bits a compartir testimonios de abuso y recursos relacionados con la salud mental. “Había chicas que por desahogarse me contaban todo el acoso sufrido jugando online, lees cosas terribles y es importante denunciarlo, muchas mujeres abandonan los videojuegos por experiencias muy desagradables”, lamenta Laura. A petición de sus seguidoras, también comparte información sobre streamers mujeres y links con bibliografía, porque “quiero mostrar que hay una fuente detrás de todo lo que expongo”. 

“Personalmente, la terapia con una buena psicóloga me salvó la vida”, revela Alejandra. “Me encantaría hacer llegar a más personas esta opción, para que la gente que se sienta un poco perdida o incapacitada a la hora de hacer frente a ciertas situaciones”. @fluorrazepam cuenta cómo conversaciones surgidas a raíz de un meme han propiciado que muchas seguidoras hagan públicas sus experiencias de abuso: “es una forma de saber que esas cosas que creíamos que solo nos pasaban a nosotras en realidad están normalizadísimas, así nos damos cuenta de que estamos acompañadas”.

Uno de los casos con más repercusión ocurrió tras publicar un meme sobre la cultura de la pedofilia. “Me respondió un señor de 40 años  que me decía que por qué no podía estar con una de 16 y lo compartí en mis stories“, recuerda @fluorrazepam. “Durante tres días me hablaron unas 200 chicas contándome sus experiencias, muchas de ellas me hablaban incluso de sus profesores o monitores de campamento, llegó un punto en el que ya no podía contestar”. “Es una responsabilidad muy grande, cuando me di cuenta de que me seguía gente tan joven intenté ser más consciente de mi lenguaje, del mensaje que quería transmitir”, asevera. “Todo el mundo, sea cercano o no al feminismo, ha pasado por relaciones en las que alguien se aprovecha de las dinámicas de poder”.

Las tres creadoras planean seguir con sus proyectos, que conciben como herramientas para crear comunidad y construir espacios seguros en Internet. “Si tienes una cuenta enfocada a un tema social, creo que tienes una responsabilidad por contribuir a esos espacios”, apunta @fluorrazepam. “Me han corregido muchas veces mis seguidores, todos estamos aquí para aprender, me encantaría ver a más mujeres hablando de lo mismo”, dice Laura. “@culomala me recuerda a un foro donde diferentes personas se identifican en casos que consideraban súper personales y únicos. Es una bonita forma de sentirnos comprendidos”, concluye Alejandra.

¿Para qué sirve un meme? Para hacernos reír. Es lo primero que pensamos al evocar este código específico que engloba aspectos fundamentales de la cultura digital contemporánea: intertextualidad, inmediatez y do it yourself.  Pero un meme también puede trascender su función humorística y convertirse en una potente herramienta de divulgación y activismo. Lo saben @culomala, @fluorrazepam y @feminismoen8bits, tres creadoras que utilizan Instagram como plataforma para concienciar sobre salud mental, relaciones tóxicas y machismo en los videojuegos.  

Aunque estén centradas en distintos temas, sus cuentas, seguidas mayormente por mujeres, tienen puntos en común: mensajes con un enfoque feminista, un estilo directo y una estética muy representativa, con referencias que van del anime a los videojuegos. “Muchas mujeres y gente no binaria creamos contenido en la memesfera y hemos tenido buena acogida; al final, cualquier persona con acceso a las RRSS puede crearse una cuenta de memes y generar contenido”, explica aelDiario.esAlejandra (25), que abrió @culomala para volcar sus reflexiones sobre salud mental a finales de 2019 y hoy tiene más de 24.000 seguidores. “Diariamente voy modificando mi discurso, son apuntes que comparto para aquellas personas a las que les puedan servir o ayudar a introspeccionar”. 

Normalidad????

¿Y si la antigua normalidad, no vuelve?

antigua normalidad

La vida ha dado varias volteretas laterales, giros inesperados y algunos desenlaces con doble mortal y tirabuzones en 2020. Como dicen desde Avance Psicólogos“estábamos deseando que se terminara, como si al sonar la última campanada se fueran con ella los demonios que nos han invadido estos meses”.

Sin embargo, aunque abrimos paso a un nuevo año con una pizca de esperanza, entreabrimos la puerta para mirar de reojo y con desconfianza lo que se avecina. “Porque no las tenemos todas con nosotros y parece que aquella ‘vida pre- Covid 19’ está muy lejos”, dicen los expertos de Avance Psicólogos. Queda preguntarse, ¿y si no vuelve? ¿Y si esto es un cambio definitivo y tenemos que estar permanentemente preparados para posibles desastres y cambios en nuestro pequeño mundo?

¿y si no vuelve la antigua normalidad

Andrii Lutsyk/ Ascent XmediaGetty Images

Las consecuencias psicológicas de la tercera ola

“Con cada ola de la pandemia se produce un mayor desgaste psicológico”, dice la Dra. María Consuelo Vilasánchez, psicóloga y miembro de Doctoralia“Desde la primera ola, en la que en general la población sacó fuerzas para pasarla (se aplaudía en los balcones e incluso se hacían espectáculos desde los mismos con música ,etc.), a la segunda ola (que nos cogió en el verano cuando empezábamos a recuperar las fuerzas perdidas), hasta esta última, en la que además del desgaste psicológico se une el desastre económico para muchas familias y negocios (lo que implica la preocupación económica unida al estado general de la pandemia) el desgaste es mayor debido a la carga acumulada de las otras dos”, añade.

Como subraya esta psicóloga, “los desórdenes psicológicos afectan ya a una parte importante de la población: cansancio, agotamiento mental y desmotivación, ansiedad, estrés, depresión, además de trastornos adaptativos en relación a alteraciones en el estado de ánimo, cambios de humor e insomnio. En los jóvenes que han nacido y crecido con las nuevas tecnologías, según esta experta se aprecia también mayor ansiedad, estrés y agresividad “ya que el aislamiento y la falta de socialización les afecta de manera especial y provoca una dependencia aún mayor de las redes sociales”.

¿y si no vuelve la antigua normalidad

Oliver RossiGetty Images

No eres la única que está triste y desmotivada

Aunque no sea un consuelo ni la solución a lo que sientes, como dice la Dra. Vilasánchez, es normal que te sientas así, con menos energía y desmotivada. Como explica esta psicóloga, “la menor energía se debe a la duración en el tiempo de la situación pandémica, en la que llevamos ya un año inmersos, ya que ese desgaste repercute en nuestro estado de ánimo y más conforme la situación se alarga”.

Esta poca energía, unida a la falta de actividades que antes nos hacían sentir bien, como el hecho de poder salir, tomar algo o relacionarnos hace, según la experta de Doctoralia, que nuestro estado de ánimo decaiga, “además de las noticias que oímos, con las cifras que se manejan y en particular en esta tercera ola, en la que se producen más contagios y más rápido”. Como añade la Dra. Vilasánchez, “la sensación de incertidumbre influye en nuestro estado de ánimo, y el no vislumbrar un futuro ‘normalizado’ en poco tiempo, aún más”.

Además, como apunta la psicóloga, “aunque nuestro carácter sea más o menos optimista también nos influye el estado de ánimo de los demás, lo que da lugar a un ‘entristecimiento general de la población’ que repercute de manera individual en cada uno”.

En el caso de las personas que viven solas o que se han quedado sin trabajo, la situación de desánimo, tristeza, falta de energía y desmotivación se agrava, como subraya la psicóloga. “Pensemos que el hecho de estar ocupados y con una rutina diaria influye en nuestro equilibrio anímico, así que la falta de trabajo y las noticias nada halagüeñas sobre la crisis económica, repercute enormemente en nuestra salud mental, ya que a la preocupación por nuestra salud física y la de los nuestros se une la falta de recursos económicos”, dice la Dra. Vilasánchez.

“Las personas que viven solas acusan mayor sintomatología y son más vulnerables, ya que han perdido la fuente de apoyo social”. Y es que, como apunta la experta, “hasta la situación pandémica, las personas que vivían solas tenían ese apoyo fuera de casa, pero esta situación y sus restricciones ha hecho que estas personas pierdan ese apoyo social, que es un desestresor muy importante en la gestión de emociones”.

¿y si no vuelve la antigua normalidad

SolskinGetty Images

Principales motivos de consulta psicológica

Como nos cuenta la Dra. Vilasánchez, el agotamiento psicológico debido al alargamiento de la situación actual está haciendo hace que las consultas a psicólogos sean principalmente por problemas de ansiedad y estrés debido al agotamiento producido por la situación en general. “Además, se producen cuadros depresivos debido a la imposibilidad de realizar actividades que antes nos permitían gestionar emociones negativas, como salir o quedar con amigos, o actividades en grupo que ahora ya no es posible llevar a cabo”.

Como causa de estos cuadros depresivos, según la psicóloga, se une además la parte económica, “ya que muchas familias han pasado de tener estabilidad en este sentido a una ruina económica con pocas previsiones de recuperación, lo que agudiza aún más los cuadrosansiosos”.

Sin embargo, como dice la Dra. Vilasánchez, en el consumo de drogas y estupefacientes se ha producido un descenso“aunque en el caso del cannabis el consumo ha aumentado, ya que su disponibilidad es mayor que en el caso de otras drogas ilegales”.

¿y si no vuelve la antigua normalidad

Westend61Getty Images

Signos de que necesitas ayuda

¿Te identificas con el ‘cuadro’ depresivo o de ansiedad que describe la experta? ¿Cómo saber si necesitas ayuda profesional? Como apunta la Dra. Vilasánchez, “aunque en este momento de pandemia es normal que nos sintamos más tristes y desmotivados debido a la situación general, es hora de pedir ayuda si:

  • Lloramos frecuentemente,
  • Tenemos fuertes cambios de humor o estado de ánimo,
  • Si hay abuso de sustancias,
  • Si notamos la presencia de obsesiones,
  • Si nos notamos ansiosos la mayor parte del día,
  • Si tenemos dificultades para dormir la mayor parte de los días,
  • Si tenemos pensamientos suicidas,
  • Si el desánimo y la tristeza los notamos cada vez más y nos cuesta hacer nuestras actividades diarias”.

“En general, si cómo nos sentimos nos impide llevar a cabo nuestras actividades del día a día, debemos acudir a un especialista que nos ayude a gestionar esta situación”, añade la psicóloga.

¿y si no vuelve la antigua normalidad

F.J. JimenezGetty Images

Herramientas útiles para afrontar los cambios

Laura Palomares, psicóloga y directora de Avance Psicólogos, nos facilita herramientas para enfrentarnos a los cambios y ser más resilientes.

Según Palomares, “es posible que después de la situación de pandemia que estamos viviendo se incorporen a nuestra vida nuevos hábitos, pero esto no tiene por qué ser malo”. Lo que sí debemos contemplar es que nada permanece para siempre, y antes o después pasará”. “Un buen trabajo es echar la vista atrás y sacar los puntos positivos y las lecciones aprendidas de todo lo vivido”.

La directora de Avance Psicólogos nos da las siguientes pautas:

  • “Mantén tu espacio de ocio y hobbies en la medida de lo posible. El respiro de esos espacios de desarrollo personal es fundamental en situaciones de mucha ansiedad como la que estamos viviendo debido a la incertidumbre,
  • Es positivo plantear objetivos, a corto y medio plazo, sobre asuntos que te generen mucha satisfacción e ilusión. No tienen que ser grandes cosas: un cambio de decoración de la casa, ir planificando el próximo viaje para cuando sea posible, una excursión para dentro de unos días, etc.,
  • Cuida tus relaciones sociales, con las medidas de seguridad adecuadas, pero no te aísles,
  • Mantén los horarios, cuida la alimentación y conserva el hábito de hacer deporte de manera regular,
  • Realiza actividades que te conecten con el cuerpo y los sentidos, a modo de pequeños ejercicios de meditación. Existen actividades que, si realizas de forma consciente, se asemejan mucho a estados meditativos, por ejemplo: bailar, pasear, escuchar música, incluso cocinar o hacer punto. Todo es cuestión de probar”.

“Lo importante es que el ser humano tiene una enorme capacidad de adaptación. No obstante, para facilitar esa transición necesita dar sentido y obtener aprendizajes de lo vivido”, dice la directora de Avance Psicólogos. “En las circunstancias actuales estamos aprendiendo buenas lecciones: desarrollo de la empatía con los demás, la búsqueda del equilibrio entre todos, como sociedad, y el valor de la tolerancia y la paciencia”, subraya.

Como añade la Dra. Viladecans, “para conseguir un estado de ánimo equilibrado en esta época es importante poder adaptarnos a ella, así que lo fundamental es abordar el día a día desde lo que podemos hacer en estos momentos de pandemia.

“Puede que la situación vuelva a la normalidad como era antes o no, y aunque debemos tener la esperanza de que todo mejorará, es importante conseguir esa adaptación, así que adaptarnos a las nuevas formas de trabajo o de relación e intentar realizar actividades que nos gratifiquen sin la presencia de otros es importantísimo también”, añade. ¿Por ejemplo? “Dedicar tiempo a relajarnos y a hacer deporte influirán en cómo nos sintamos, además de tener una rutina diaria y estar ocupados. Pensemos en lo que podemos hacer con lo que tenemos y adaptémonos a la situación para conseguir un estado de ánimo equilibrado”, concluye la experta de Doctoralia.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora